Análisis de Bloodborne

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

Los enemigos contra los que pondremos a prueba dicho sistema de combate son menores en variedad con respecto a otras entregas pero, a su vez, mucho más trabajados en cuanto a imprevisibilidad y rutinas de ataque. Desde los aldeanos de las zonas iniciales hasta los jefes finales, el abanico de desplazamientos de vuestros competidores es más completo que jamás y las avances en su inteligencia articial son más que palpables.

Siguiendo con los cambios, otro no menos obvio es el de una ambientación que deja atrás lo medieval y apuesta por esa mezcolanza de estéticas victoriana y gótica, notoriamente salpicada de las primordiales influencias de Hidetaka Miyazaki: movies(películas) como El pacto de los lobos, obras literarias como el Drácula de Bram Stoker o, por supuesto, el imaginario salido de la mente de H.P Lovecraft. Hablar de terror quizá sea excesivo no obstante no miento al declarar que en ciertos tramos del juego uno puede sentirse verdaderamente acongojado: la suma de la ya clásica sensación de desorientación y un tono mucho más tétrico y lúgubre no crean más que aumentar el desasosiego del jugador.

Bloodborne-7

Esto no sería igual, claro, sin un aspecto artístico de los que dejan con la boca abierta a cada paso que damos. El cuidado y la atención al detalle de cada porción de los escenarios, de cada enemigo y de cada arma roza lo enfermizo y, sin duda, es un terreno donde Bloodborne se descubre a años luz de sus antecesores. Esto, por desgracia, llega acompañado de pequeños defectos en lo técnico como ciertas caídas en la tasa de fotogramas acompañadas de problemas de sonido o, lo más sangrante, unos tiempos de carga extremadamente pesados. Y la imposibilidad de viajar entre lámparas (las nuevas hogueras) haciéndonos pasar continuamente por el Sueño del cazador (el equivalente al Nexo de Demons Souls) no hace más que acrecentar la sensación de pérdida de tiempo.

Es cierto que en Bloodborne nos hallamos un universo con mucho cuidado en lo artístico, muy trabajado y con un enorme empaque visual pero, a su vez, es un universo menos variado y con una menor profundidad. El Sueño del cazador, Yharnam y sus alrededores conforman un universo con una enorme personalidad no obstante es más que posible que nos veamos echando de menos una mayor variedad de localizaciones y, si hemos jugado previos entregas de la saga, no dejaremos de añorar los ya legendarios muros ilusorios y los cofres trampa o mímicos. Pequeños detalles que añadían una capa más de misterio y sorpresa que, lamentablemente, se ha dejado atrás.

Y sí, Bloodborne ha perdido algo de profundidad. Que no se me entienda mal o malinterprete: el juego continua teniendo una buena ración de secretos, sorpresas e interrogantes que alargarán su vida útil y rejugabilidad. Pero, por otro lado, la producción y el crecimiento de personaje se ha simplificado en exceso, transformando la tarea de crear, construir y jugar con personajes diametralmente opuestos en algo prácticamente imposible.

A su vez, el New Game +, modo habilitado al acabar la aventura principal, dista mucho de la variedad y contenido que se añadía, por ejemplo, en Dark Souls II. Así, los cambios y adiciones no pasarán de enemigos idénticos con más fuerza y potencia que, en ocasiones contadas, añadirán algún desplazamiento o poder fundamental a sus rutinas de ataque. Nos podemos olvidar de hallar nuevos jefes finales, zonas o items.

Bloodborne-2

Con el objetivo(propósito) de suplir dichas carencias llegan las mazmorras del cáliz, unos entornos creados procedimentalmente que, divididas en pisos, albergan en su interior una buena cantidad de jefes finales inéditos en el modo principal. Cierto es que sí que nos encontraremos con algunos ya conocidos y otros que no dejan de ser variantes de otros enemigos vistos en el juego no obstante no deja de ser una propuesta atrayente que alargará vuestras horas de juego.

Y, claro, podrán ser completadas acompañados de cazadores controlados por otros jugadores. Aunque muy semejante conceptualmente, el renovado sistema cooperativo y PVP se transforma en algo más engorroso que las intuitivas y funcionales señalizaciones de invocación de previos juegos. Mediante el uso de diversas campanas, se puede invocar, ser invocados o invadir a otros cazadores no obstante unos tiempo de espera excesivos, un rango de invocación cuestionable y un planteamiento del PVP algo controvertido crean que el apartado multi player se sitúe un paso por detrás de lo obtenido anteriormente por From Software.

Pero, ¿y la historia? Si me permitís, creo que lo mejor es no revelar nada. Tal y como ocurriera con los previos juegos del estudio, nos encontraremos ante una narrativa muy peculiar en la que serán los objetos, los NPC, los enemigos y los escenarios los que nos dejen entrever qué es lo que ha ocurrido en el universo de Yharnam. Y, más que probablemente, terminaremos el juego sin tener un pensamiento claro y formado sobre lo sucedido. Esa fortuna de rompecabezas que es la historia de Bloodborne merece ser disfrutada y descifrada sin ninguna explicación o directriz previa. Ahí, en el teorizar e intuir que está pasando y qué ha logrado provocar lo que estamos viviendo, está uno de los enormes valores del título.

Conclusión

9

Podría decirse que Bloodborne es un título más agradecido con el recién llegado que con aquel que pretende rejugarlo hasta el infinito sin perder dificultad por ello. Simplifica aquí y allá, perdiendo contenido y vida a extenso plazo, no obstante conserva los pilares sobre los que From Programa Informático ha ido construyendo cada uno de sus títulos más recientes. Además, su planteamiento jugable más directo y ofensivo y un cambio de aires en la ambientación y en lo artístico suponen todo un soplo de aire fresco. De nuevo, el último trabajo de Hidetaka Miyazaki y su estudio vuelve a ser imprescindible.

Pros
  • Núcleo jugable muy pulido y satisfactorio.
  • Diseño de niveles y aspecto artístico excelentes.
  • Su historia y la forma en la que se narra. Un puzle que resolver.
  • Difícil no obstante justo.
  • Las mazmorras del cáliz.
Contras
  • Simplificación: menor contenido, menos secretos, peor crecimiento de personaje, NG+ más simple, etc.
  • Multijugador (cooperativo y PVP) peor llevado.
  • Imperfecciones en lo técnico: tiempos de carga, caídas de frames, etc.


Hipertextual




Todo el contenido que se presenta en este sitio web es recopilado de otros sitios oficiales, los enlaces a las paginas oficiales se presentan en cada termino de noticia y no somos dueños de ningún material.

Agrega tu comentario