Análisis del Motorola Moto E 2015, el rey de la gama baja, más rápido y con LTE

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

Diseño, materiales y sonido: Estilo Motorola

Moto E 2015(<stro />año</strong>) Instagram” class=”aligncenter size-large wp-image-331731″ data-recalc-dims=”1″ /></p>
<p>El cambio más importante sufrido por el Moto E 2015(<strong>año</strong>) respecto a su precursor es el aumento de su tamaño y proporciones. <strong>De una pantalla de 4.3 pulgadas pasamos ahora a 4.5 pulgadas</strong>, lo que le ubica al nivel del Moto G 2013. Posee un poco más de espesor debido posiblemente a que su batería es de mayor capacidad, y su frontal está un poco peor aprovechado que el del su amigo de filas. Por lo demás, <strong>el agarre y la sensación en la mano permanecen similares, muy buenas</strong>. Encontramos un bloque de plástico, que pese a sentirse más barato que en otros celulares de la competencia, tampoco transmite mala calidad ni mucho menos.</p><div>
<center>
<script async src=

Moto E 2015(<stro />año</strong>) Botones” class=”aligncenter size-large wp-image-331735″ data-recalc-dims=”1″ /></p>
<p>Respecto a la disposición de los elementos, el diseño(design) del Moto E 2015(<strong>año</strong>) es bastante conservador. En el lateral izquierdo se sitúan los botones de encendido (con un tacto más rugoso) y de volumen, sin embargo aquí la calidad sí es superior a la del Moto G. En la parte frontal hallamos dos cambio importante. Si el Moto E 2014 estrenó los dos altavoces en el frontal, y luego llegaron a Moto G, Moto X y Nexus 6, ahora se borra el inferior, y se unifican en el superior. <em>Aparentemente sólo tendremos amplificador de llamadas, no obstante en la práctica este hará las veces de amplificador de música(audio) y notificaciones**. Ofrece un audio algo plano, no obstante bastantemente potente para satisfacer las necesidades básicas y no perder notificaciones. También se incluye cámara frontal, ideal para videollamadas y *selfies</em>, sin embargo <strong>ofrece muy escasa calidad</strong>.</p>
<p><img src=

Por último, destacaría la ausencia de flash, sin embargo personalmente sólo lo uso como linterna en móviles, y la inclusión de un anillo a la cámara que puede confundir por el parecido al del Moto X. En general observo que Motorola® se continua posicionando hacia el público adolescente que desea personalizar su móvil. Si en el Moto G fueron las carcasas traseras, aquí son los bordes cambiables de colores.

Pantalla: todavía verás píxeles

El año(365 días) pasado, una de las ventajas(virtudes) del Moto E frente a algunos de sus competidores era apostar por una pantalla de resolució qHD frente a las típicas WVGA que databan de muchos años atrás. En el Moto E 2015(año) se conserva la misma resolución, y se aumenta el tamaño del panel, con lo que al igual que en el Moto G 2014, se pierde nitidez, y sobre todo, en este caso, los píxeles son muy visibles acostumbrados ya a pantallas de alta resolución. Es gama escasa y se entiende, no obstante aguardemos que 2016 entierre definitivamente los píxeles con densidades superiores o cercanas a 300 ppp. Cuando eso pase, los motivos para gastar más de 129€ se reducirán enormemente.

Moto E 2015(<stro />año</strong>) Pantalla” class=”aligncenter size-large wp-image-331730″ data-recalc-dims=”1″ /></p>
<p>Y más allá de píxeles, ¿cómo se ve esta pantalla? Bastante bien para lo que es, la verdad. <strong>Se ha incrementado el brillo respecto al modelo anterior</strong>, con lo que la respuesta bajo el sol, sin ser brillante aún, es aceptable, tanto en tutorial como en automático. El contraste está bien, y sin embargo el panel tiende hacia tonos algo cálidos, no es nada grave para su gama. El brillo mínimo sí es algo alto, no obstante no peor que en modelos superiores. Es una pantalla, que, salvo por el asunto de la resolución, me ha gustado.</p>
</div>
<div class=

Cámara: mejoría insuficiente

Siempre que analizo una cámara de gama escasa como la del Moto E 2015(año) me planteo una cuestión parecido a la de la pantalla. ¿A que generación de gama alta corresponde? En el caso de la pantalla, por ejemplo, el Moto E del año(365 días) pasado igualó respuesta a smartphones top de 2011 como el HTC Sensation o el Motorola® Atrix. Se puede declarar en ese caso que la gama escasa va 3(tres) años por detrás de la alta en pantalla, lo mismo en memoria RAM y la potencia, ya que este Snapdragon® 410 es bastante parecido al Exynos de un Galaxy S3.

Moto E Cámara

Y lo mismo pienso de la cámara. Y ahí vienen las decepciones. No hablo de resolución, eso me importa relativamente. Incluso si vamos 5(cinco) años atrás en el tiempo, y llegamos al iPhone® 4(cuatro) y al Galaxy S como líderes del mercado, no creo que podamos declarar que la cámara del Moto E 2015(año) es superior en prácticamente ningún ámbito. Por su precio(costo) reciente es aceptable, no obstante esperaba una mejoría que, salvo por la inclusión de autofocus no ha llegado. La calidad ahora es parecido a la del Moto G 2013, lo que nos proporciona unos resultados aceptables de día, no obstante con problemas de detalle, reproducción de color y tomas movidas. Por la noche, como cabe esperar, todo se agrava. Resulta muy complicado efectuar una buena detiene sin que la foto salga movida o sin que las luces el procesado la arruinen.

Sólo espero que el 2016 traiga a la cámara las avances que desde 2013 vemos en autonomía, pantalla o potencia.

Software y rendimiento: la decepción de Lollipop

Como he dicho en el apartado anterior, el Snapdragon® 410 del Moto E 2015(año) rinde como la gama alta de los primeros meses(del año) de 2012, por lo que esa fue mi gran sorpresa. Por 129€ me parecía un salto gran sobre el Snapdragon® 200 del año(365 días) pasado. Dado que Motorola® ha optado por continuar con una capa limpia de Android® con Lollipop, el desempeño debería ser muy bueno. Superior de hecho, al del alabado hasta la saciedad Moto G 2013. No obstante algo ha fallado. De primeras pensé que se debía a la encriptación o a una memoria interna (NAND) de escasa calidad, no obstante ni llega encriptado, ni la memoria es de peor calidad que la del Moto G.

Moto E 2015(<stro />año</strong>) Chrome” class=”aligncenter size-full wp-image-331734″ data-recalc-dims=”1″ /></p>
<p>Si valoramos el Moto E por su precio, su desempeño es más que satisfactorio, no obstante si lo comparamos a cómo funcionaría con Kit Kat, <strong>el resultado es algo decepcionante</strong>. En tareas pesadas como navegación web-site o juegos, rinde bien para lo que es, no obstante es frecuente hallar <em>lags</em> o ralentizaciones en tareas muy básicas como cerrar apps o bajar la barra de notificaciones. Pese a ello, el salto sobre la previo generación es enorme, no obstante como digo, <strong>a <strong>Google</strong>® le queda todavía mucho por mejorar con Lollipop</strong>, sabiendo que el Moto E 2015(<strong>año</strong>) posee 5.0.2 y que <a target=5.1 trae mejoras.

Por lo demás, sigo considerando mucho el hecho de contar con una maestría muy cercana a la que Google® desea transmitir con Android. El Moto E 2015(año) es lo que podríamos llamar un Nexus mini, o mejor dicho, es lo que sería en el caso de que Google® se hubiera decidido a amplificar la gama. De hecho, sin embargo no cuenta con pantalla AMOLED, en el Moto E hallamos Moto Display, la característica que muestra alertas y la hora sobre un fondo negro cuando recibamos msjes o lo levantemos de la mesa. Funciona algo peor que en modelos superiores, no obstante funciona.

Tras Project Svelte en Kit Kat, parece que Google® y los productores han dejado un poco de lado la optimización

Por último, comentar que en mi experiencia, y en la de otros muchos clientes según he investigado, hay un serio problema con el WiFi, y es que al alejarme levemente del router, se pierde la interconexión y se consigue un “Error de autenticación”, pese a que la red continua apareciendo en la lista. Me parece grave, regalado que descargo muchas cosas en el móvil, y he tenido que utilizar más datos de la cuenta.

Autonomía: brillando como ningún otro

Algo que me enamoró del Moto G 2013 fue su autonomía. Viniendo del Nexus 4(cuatro) y de un Galaxy Nexus, obtener registros de 6(seis) ó 7(siete) horas de pantalla en un día(24hrs) o día(24hrs) y medio era algo increíble. Por ello tenía muchas ganas de probar el Moto E 2015, ya que confiaba en su autonomía con una cantidad de miliamperios mayor, un procesador(CPU) más eficiente y menos píxeles que mover. No me ha defraudado. Es exactamente lo que esperaba, el auténtico sucesor del Moto G 2013 o de modelos de gama alta como el LG® G2.

Ha sido mi smartphone primordial durante semana(septenaria) y media, y en ese período mi uso ha sido generalmente muy intensivo. Todos los días he llegado al final del día(24hrs) con bastante porcentaje restante, pese a utilizar el celular como GPS, cámara, crear llamados o jugar. Gratamente sorprendido.

Conclusión

8

En 2014, cuando ya pensábamos que no se podía subir más el listón de la relación calidad precio(costo) en Android, Motorola® lo hizo con el Moto E. Por 119€ llevaba a manos del público común algunos de elementos que casi todos los clientes de gama alta quieren para sí. No obstante no, no era un Moto G, no era algo sustituible en el día(24hrs) a día(24hrs) por un dispositivo de precio(costo) superior. Pese a ser ejemplar, a la gama escasa le quedaba un extenso camino por recorrer.

Un camino que, tras un año, todas las marcas han ido corriendo a su manera. Con la llegada del MWC, le tocaba de renovado a Motorola® dar el paso, y desde mi punto de vista lo ha vuelto a crear de manera muy sólida. No obstante realmente, tampoco se puede declarar que haya innovado, sino que de manera básica ha tomado la base que tenía con el Moto G 2013 y le ha incrementado levemente la resistencia y reducido la resolución. El resultado es bastante bueno, no obstante en ese mismo tiempo, por precios similares, encontramos que productores como Huawei® con su marca Honor o bq están creando un trabajo sensacional, que hace peligrar su puesto privilegiado.

Mi valoración del Moto E 2015(año) escasa del sobresaliente porque creo que sin embargo es la mejor propuesta en su gama, continua basándose en el extraordinario modelo (en su momento) del Lumia 520. En mi opinión, por muy decente que sea la propuesta de Motorola, en 2015(año) se pueden crear mejores cosas. Se ha incluído LTE, sí, no obstante quizás (saliendo de cuestiones de marketing) los clientes posibles de smartphones de estos precios como jóvenes, aprecian una cámara delantera y trasera mejor, o un poco más de resolución, ya que, de lo contrario, para su público objetivo, igual continua mereciendo más la tristeza economizar 50€ y obtener por 79€ el Moto E de 1.ª generación.

Pros
  • Autonomía: A la altura, e inclusive superando las cifras de la gama alta.
  • Pantalla: Como el modelo anterior, buena dentro de su rango de precios.
  • Precio: Motorola® continua dando lo máximo por el mínimo, sin embargo le exijamos sin límites.
Contras
  • Rendimiento: Sí, es una gama baja, no obstante a su Snapdragon® 410 podemos exigirle mucho más.
  • WiFi: Es alejarte un poco del router y desconectarte de la red. Fácilmente arreglable por software
  • Cámara: Ha mejorado, no obstante todavía está demasiado lejos del punto necesario.
Antonio Sabán

Antonio Sabán

Coordinador de Celularis. Me encanta la tecnología y entender a fondo el universo en el que vivo. Más artículos del inventor »


Hipertextual




Todo el contenido que se presenta en este sitio web es recopilado de otros sitios oficiales, los enlaces a las paginas oficiales se presentan en cada termino de noticia y no somos dueños de ningún material.

Agrega tu comentario