De Netflix a Disney+: 2020, el año en el que la ‘Guerra del streaming’ tocará tierra

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

De Netflix a Disney+: 2020, el año(365 días) en el que la ‘Guerra del streaming’ tocará tierra

Disney+ y Apple (Apple) TV+ estrenan año(365 días) con un catálogo en crecimiento, al tiempo que Netflix, HBO® o Prime Video pelean por establecerse con tu suscripción. Este 2020, más de uno decidirá qué plataforma es su predilecta.

Cuando en 2007 Netflix comenzó sus operaciones, entonces muy en pañales, para brindar sus contenidos en streaming, pocos podían recordar que la entonces empresa de ‘videoclub por carta’ marcaría buena parte del futuro del esparcimiento audiovisual.

Hoy la empresa fundada por Reed Hastings supera los 150 millones de abonados en todo el mundo. No obstante lo que entonces se veía como una rara avis se ha transformado en un formato en el que a la vez han entrado desde las televisiones tradicionales, a las productoras más poderosas, e inclusive empresas tecnológicas que hasta hace nada parecía poco creíble que fueran a producir sus propias series.

Tras los estrenos el pasado mes de noviembre(mes del año) de Disney+ y Apple (Apple) TV+, Netflix está más acompañada que nunca. La pericia se suma a la que ya existía con las propuestas de HBO en diferentes países -que se completará con HBO® Max a la vez en 2020- o Prime Video, el servicio de Amazon que se ha ganado su propio espacio, asimismo de todos los operadores más o menos locales que han seguido el formato de VOD. A saber, CBS All Access o Sling en Estados Unidos, o Movistar+ Lite o Atresplayer Premium en España.

Según algunas lecturas, lo que estamos viviendo estos años no es más que una vuelta de tuerca a la eterna guerra que continuamente ha sobrevivido el sector de la televisión. La aparición de los primeros canales por cable en los 70, la liberación de las frecuencias para cadenas privadas, o la llegada del TDT y los canales anexos. El sector audiovisual en la diminutiva pantalla continuamente ha sobrevivido una continua aparición de nuevos actores, con la diferencia quizá, de que el auge reciente ha llegado de la mano de una fiebre por las series provocada por el ascenso de calidad de las mismas desde los años 2000 (gracias LOST, gracias Los Soprano).

Pero no cabe incertidumbre de que en 2019 se vivió una preparación de lo que sería el enorme desembarco que ya comenzaremos a mirar en la mayor parte del globo en 2020, con al menos cinco enormes fabricantes de contenidos hechos por y para el disfrute a través de internet, si es que esto no quiere declarar ya lo mismo que en cualquier tipo de dispositivo, formato o consumo. La llamada ‘Guerra del streaming’ parece que dejará en los siguientes meses(del año) de velar armas para enfrentarse en sus primeras batallas. Así llegan cada uno de sus contendientes.

Netflix: la dependencia del contenido propio, para lo bueno o para lo malo

Fotograma de la serie The Witcher

Netflix es la enorme pieza de todo este engranaje, un papel que le entrega haber sido pionera y el galgo al que el resto de ofertas y plataformas similares han intentado seguir. Sin embargo, la ‘gran N roja’ ha empezado a mirar cómo su modelo de negocio ha empezado a tener que pivotar con la renovada competencia.

Cada vez hay más plataformas luchando por los derechos de series externas -como se ha visto en los cambios de derechos en series como Friends o Rick y Morty, entrambos migradas a HBO-. En la actualidad, Netflix ha empezado a llenar su parrilla de contenidos con decenas(10 o más) de nuevas creaciones propias, algunas de una calidad más que remarcable. No obstante aumentar el número, a la vez ha transportado consigo un mayor porcentaje de títulos que pasan sin tristeza ni gloria.

Los números no engañan. Netflix cuenta en su catálogo recientemente con más de 1.000 creaciones ‘originales’ -bien producidas en exclusivo o adquiridas con limitación de derechos- y ha incrementado su inversión en estos formatos de los 8.000 millones de dólares de media a 15.000 en 2019, incorporando un desarrollo más que notorio en sus títulos desarrollados en cada uno de los países en los que está implantada, como es un claro ejemplo España, donde desde el pasado mes de abril(mes del año) se ubica su 1.er enorme centro de producción en Europa.

El último de los enormes actores es probablemente el que haya pasado más desapercibido. Desde que Apple presentara su renovado sistema de contenidos en streaming con implicados de la talla de Spielberg, se vio como una apuesta más de la empresa de Apple por auspiciar su desplazamiento hacia los servicios como complemento cada vez más importante de sus ingresos por dispositivos. Por el momento, y sin datos oficiales, da la impresión de que Apple (Apple) TV+ ha tenido una acogida tan discreta como su catálogo -por número más que por calidad-, sin embargo probablemente estén buscando su 1.ª gallina de los huevos de oro, esa enorme serie que se comente de boca a oído, para reclamar en serio su parte del pastel.

¿Habrá ‘Peak TV’ o fatiga de la suscripción?

Con todo, la enorme diferencia entre todos ellos y probablemente el talón de Aquiles para Netflix sea que, más allá de ser las más grande, es la única empresa cuyo centro de negocio esté en el contenido. Tanto para Amazon® como para Apple (Apple) sus servicios de streaming son una aventura de la que pueden aguardar enormes cosas no obstante a la vez retirarse sin apuros, mientras que HBO® o Disney® cuentan con sus sistemas de analisis propio en cable y cine respectivamente para continuar llenado sus cuentas.

En este tira y afloja, las pujas por los contenidos y la probable inclusión de propaganda entre episodios es vista por algunos como el siguiente enorme paso. La enorme pregunta, no obstante, quizá sea, ¿hay pastel para todos o estallará la burbuja, si es que la hay? Un fenómeno que llega de la mano de lo que ya se reconoce como la ‘fatiga por suscripción’, el cansancio y negación natural de un producto que de forma repetitivo va restando dinero de tu cuenta corriente, y que en cualquier instante está expuesto a ser visto por el consumidor como un gasto innecesario o prescindible si no se le aporta lo que espera. Veremos, en un año, quién ha salido mejor parado de este 1.er asalto.

Hipertextual




Todo el contenido que se presenta en este sitio web es recopilado de otros sitios oficiales, los enlaces a las paginas oficiales se presentan en cada termino de noticia y no somos dueños de ningún material.

Agrega tu comentario