coches repletos de tecnologia

Los productores de vehículos están realizando desplazamientos muy interesantes para democratizar la tecnología. Hace pocas semanas te hablaba de cómo el Ford EcoSport es el claro ejemplo de cómo las gamas bajas están siendo inundadas de tecnología con un objetivo: que todas las gamas de coches sean seguras.

Este asalto empezó con los sistemas multimedia. Pasamos de radios cuya primordial función era que leían discos MP3 a complejos sistemas táctiles con pantallas de 7(siete) pulgadas a todo color totalmente de serie así como bluetooth, interconexión USB… Teníamos en vuestros coches lo que pocos años antes era impensable, y era de serie. Este mismo caso ha sucedido con los sensores de aparcamiento.

Cuando todo esto se quedó atrás, te hablo de hace solo un par de años, y empezó a ser habitual, llegaron las ayudas a la conducción. Comienza a ser usual que coches repletos de tecnología copen las gamas bajas con sistemas habituales en los vehículos de representación. Los más destacados son los sistemas de frenado automático, alerta por el cambio involuntario de carril o inclusive la detección de vehículos en el ángulo muerto.

El siguiente paso, y el que ya está en estudio, es el de interconectar las carreteras con las ciudades(regiones) y los coches.

Estamos ante coches repletos de tecnología por un motivo. No solo es para crear más felices a sus conductores sino más seguras las carreteras con menos accidentes. Hace años el objetivo(propósito) no era disminuir el número de accidentes sino el número de muertos o heridos graves, y lo lograron incluyendo más airbags, estructuras deformables… Ahora el objetivo(propósito) es disminuir el número de accidentes. El hecho de que el coche pueda ser apto de frenar o de corregir la dirección repercute de forma directa en que los nuevos vehículos tengan menos accidentes.

¿Es entonces probable el objetivo(propósito) de algunos productores para los siguientes años de que en sus coches no haya muertos? Si, rotundamente si. En pocos años los coches serán lo bastantemente superdotados para que los podamos conducir y gozar no obstante con la tranquilidad de que el coche responderá en momentos críticos minimizando riesgos. Y eso es lo mejor de la tecnología.

Recomendados