Evita que te espíen: así puedes convertir una Raspberry Pi en tu propio servidor Tor

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

Evita que te espíen: así puedes convertir una Raspberry Pi en tu propio servidor Tor

Acceder a la red de redes de manera segura y anónima es probable gracias a proyectos como Tor. Y con Onion Pi, Tor se une a Raspberry Pi para inventar un proxy anónimo casero.

Por si aún no lo conoces, Tor es un atrayente proyecto que posee como propósito inventar de vuestras conexiones a internet algo seguro y anónimo lejos del control de empresas o gobiernos. Y entre sus primordiales exponentes hablamos con Tor Browser, un browser(navegador) web-site entró en Mozilla Firefox más muchos complementos y configuraciones que nos aceptan entrar a páginas web-site sin abandonar rastro.

Aunque Tor Browser está habilitado para Windows, macOS y Linux, y asimismo existen versiones oficiales y no oficiales para otras plataformas como Android, iPhone® o iPad, si teneis muchos aparatos conectados a internet y deseas que todos ellos accedan de forma anónima, tal vez desees utilizar una solución como Onion Pi.

Onion Pi es un aparato Raspberry Pi que posee instalado Tor y que sirve como proxy anónimo. Así, si accedes a internet desde Onion Pi como intermediario en vez de hacerlo de forma directa desde tu router, podrás navegar con mayor libertad evitando problemas de seguridad y privacidad.

Puedes adquirir Onion Pi desde la página oficial de sus responsables, Adafruit, no obstante como todo proyecto de código abierto, tú mismo puedes montar tu propio Onion Pi. Veamos qué necesitas para ello.

Ingredientes

Para inventar vuestro propio proxy anónimo entró en Tor y Raspberry Pi necesitaremos, por un lado, el hardware(periféricos) indispensable para meter en marcha un aparato Raspberry Pi.

Aunque las configuraciones pueden variar, los elementos básicos que necesitamos son una placa base de Raspberry Pi, una carcasa para protegerlo del polvo y elementos externos, un módulo Wi-Fi para enviar y adquirir señal en buenas condiciones, un cable Ethernet para interconectar el Raspberry Pi al router, un adaptador de corriente y, finalmente, una tarjeta microSD para albergar el software.

Opcionalmente, necesitarás teclado y ratón para programar la Raspberry Pi y conectarla a un monitor o televisor.

Como suele ser habitual, desde la página oficial de Raspberry Pi podemos hallar paquetes que incorporan todo lo necesario para meter en marcha un aparato Raspberry Pi totalmente funcional.

Instalando y configurando el software

Una vez montado el hardware, la 1.ª vez que lo arranquemos deberemos instalar el software. En este sentido, si hemos adquirido una tarjeta microSD con NOOBS preinstalado, éste nos brindará un menú gráfico para seleccionar qué sistema operativo queremos instalar. En vuestro caso, para inventar el proxy anónimo entró en Tor usaremos Raspbian, una versión-RC de Debian® Linux® acondicionada a Raspberry Pi.

Una vez tenemos ya sistema operativo en vuestro Raspberry Pi, ahora deberemos instalar Tor. Para ello, abrimos el dispositivo y ejecutamos 1.º una orden para update los paquetes disponibles, sudo apt-get update, y luego la orden para instalar Tor: sudo apt-get install tor.

Con Tor instalado, editamos su archivo de configuración con la orden sudo nano /etc/tor/torrc y pegamos el siguiente texto en las primeras líneas del archivo, abajo de las preguntas FAQ.

Log notice file /var/log/tor/notices.log
VirtualAddrNetwork 10.192.0.0/10
AutomapHostsSuffixes .onion,.exit
AutomapHostsOnResolve 1
TransPort 9040
TransListenAddress 192.168.42.1
DNSPort 53
DNSListenAddress 192.168.42.1

Luego editamos la configuración del punto ingreso con la orden sudo nano /etc/hostapd/hostapd.conf para cambiar la password por defecto por una más segura. También tendremos que editar las tablas de enrutamiento con las órdenes sudo iptables -F y luego sudo iptables -t nat -F y, para confirmar que todo está bien, podemos probar las tablas con la orden sudo iptables -t nat -L. Si todo está correcto, ejecutaremos la orden sudo sh -c “iptables-save > /etc/iptables.ipv4.nat” para update el archivo NAT.

Si deseas adquirir info(datos). sobre las conexiones y el tráfico que maneje tu proxy anónimo, deberemos inventar archivos(ordenador) para guardar esa información. Para ello, deberemos anunciar las siguientes órdenes desde el Terminal:

sudo touch /var/log/tor/notices.log
sudo chown debian-tor /var/log/tor/notices.log
sudo chmod 644 /var/log/tor/notices.log

Para confirmar que se han inventado correctamente, ejecutaremos la orden ls -l /var/log/tor.

Ya solo nos queda anunciar Tor para activar el proxy anónimo Onion Pi. Para ello, lanzamos la orden sudo service tor start y luego la orden sudo service tor status para confirmar que Tor sirve correctamente.

Finalmente, para que Tor se ejecute automáticamente cada vez que iniciemos la Raspberry Pi, debemos anunciar la orden sudo update-rc.d tor enable en el Terminal.

De ahora en adelante, para adquirir la protección y anonimato de Onion Pi deberás entrar a su interconexión Wi-Fi® en vez de conectarte de forma directa al router. Para ello, deberás investigar la interconexión Onion Pi e insertar la password que hemos configurado previamente.

Y para confirmar que el proxy sirve y que tu navegación es anónima, prueba cualquier página web-site que te indique tu IP y ubicación. Si el proxy va bien, el resultado no debería coincidir con tu IP ni dónde te encuentras.

Si teneis dudas sobre cómo meter en marcha un proxy anónimo con Tor y Raspberry Pi, puedes echar un vistazo a la documentación disponible en Adafruit.

Hipertextual




Todo el contenido que se presenta en este sitio web es recopilado de otros sitios oficiales, los enlaces a las paginas oficiales se presentan en cada termino de noticia y no somos dueños de ningún material.

Agrega tu comentario