Bloomua I Shutterstock.

En 2012, Google® anunció algo que, para mí, marcó una enorme diferencia dentro de Android: los Google Play Services. Con ellos, la empresa de Mountain View se aseguraba de que todos los clientes desde Android® 2.2 Froyo® en adelante podían seguir empleando sus servicios pese a que el elaborador del smartphone o tableta no actualizase el sistema. Se gestionan con ellos aspectos tan considerables como la localización o la autenticación de cuentas. Además, a raíz de su lanzamiento Google® empezó a extraer sus aplicaciones del núcleo del sistema, para que a la vez podrian ser actualizadas, como ocurrió, por ejemplo, con el teclado.

Ars Technica.

Pero el renovado servicio a la vez trajo cosas no tan buenas que Google® no ha obtenido arreglar de forma permanente, o que obtiene y luego vuelven. Google® Play Services dentro de Android® es una app que se actualiza a través del Play Store, y lo hace con cierta frecuencia. El problema, es que esas actualización son similares a una lotería. Continuamente se lanzan con el objetivo(propósito) de arreglar cosas y de mejorar el funcionamiento, y si bien lo consiguen, a la vez crean que muchísimos clientes vean como su consumo de batería (con uso o sin él) crece exponencialmente.

Un servicio elemental para Android® no debería provocar tantos problemas de manera aleatoriaDe buenas a primeras comienzas a notar, que, sobre todo en reposo, el porcentaje se disminuye a un ritmo enorme. Dado que como he dicho, la localización es uno de los aspectos más importantes, lo 1.º en lo que imaginas es en desactivarla. Y eso hice en mi OnePlus con Oxygen OS, que fue lanzado con una versión-RC de Google® Play Services. Puedes deshabilitar Google® Now, limitar el que Google® Play Services despierte el aparato con el control de privacidad, no obstante el problema continuará ahí hasta que Google® no actualice, y en ese caso sólo cabe aguardar a que de verdad se haya solucionado. Me ha pasado dos veces en los últimos meses, y el no saber cómo solucionarlo es muy frustrante. Además, cuando se actualiza, empiezan a aparecer problemas de error y algunas aplicaciones de Google® se cierran inesperadamente. Una maestría que no va, para nada, en la línea de lo que nos trae Lollipop.

Me gustó mucho la decisión que tomó Google® con los Google® Play Services para eludir la galopante fragmentación que la plataforma vivía, pese a crear cerrado “su” Android. Si la plataforma va a seguir inspirada (y a mayor ritmo cada vez) en los Google® Play Services, qué menos que optimizarlos bien y brindar al público algo sólido. Porque esta inconsistencia no trae nada bueno.

Recomendados