La tercera no siempre es la vencida: fusión entre T-Mobile y Sprint sigue siendo compleja

Autor: | Posteado en Actualidad Sin comentarios

Esta es una historia que se antojaba complicada pues en 2017 las negociaciones ya habían sido intensas para desmontar el cuarteto de operadores nacionales en Estados Unidos en favor de un trío —era el 2.º intento, ya que en 2013 ya hubo otra tentativa—.

Siempre se había asegurado que el comercio de Estados Unidos podía mantener a cuatro operadores nacionales debido a que, en realidad, operaba bajo un esquema de dos duopolios. El primero, gobernado por AT&T y Verizon, y, el segundo, viviendo bajo el paraguas de éstos sin que los dos operadores de 2.ª fila tuvieran alternativa alguna a subir de categoría. Con su fusión, es probable que el comercio sufra un shock importante y que la adopción de la 5G se acelere.

A principios de abril(mes del año) volvieron a surgir los rumores sobre la fusión de entrambos operadores, después que que Softbank, que controla a Sprint, se negara a ceder el control de la operación en Estados Unidos a T-Mobile, controlado por Deutsche Telekom (DT). Al romper negociaciones se rumoreaba que Sprint intentaría invertir en potenciar su red para competir de forma directa con AT&T y Verizon, algo que era complicado de obtener sin invertir sumas de dinero extravagantes. De hecho, Sprint lanzó inversiones de 6.000 millones de dólares para desplegar su red celular 5G en la banda de 2,5 GHz, algo que los técnicos concordaban que reduciría la sinergia de la fusión.

Pero finalmente los ahorros y mejor condición en el comercio ganaron y entrambos empresas, ahora sí, parecen haber llegado a un acuerdo. Se trata de una fusión valorada en 59.000 millones de dólares y que parece, en realidad, la adquisición de Sprint por parte de T-Mobile, visto el intercambio de acciones que se plantea. La consulta que nos hacemos ahora es, ¿cómo afectará esto al mercado?

Viendo el crecimiento del comercio estadounidense, la condición de los cuatro operadores nacionales y su rendimiento histórico reciente, es bastante factible argumentar que tres operadores podrían generar un marco más competitivo que cuatro, donde los dos segundos, más que competir, se cancelan entre ellos, fomentando así el duopolio entre los dos primeros. Esta condición —que es de TeleSemana.com— contradice la que dio en su día Tom Wheeler, entonces director de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), que en 2014, una vez fallido el intento de fusión entre T-Mobile y Sprint, declaraba: “cuatro operadores teléfonos nacionales es bueno para las consumidores americanos”. Esta afirmación de Wheeler tendría el apoyo de algunos analisis sobre el impacto en los precios de la telefonía celular en comercio con tres o cuatro operadores. El problema es que el precio(costo) del servicio no debería ser el único factor para definir el número de operadores que puede mantener un mercado.

La pericia y crecimiento del comercio celular (4G y 5G) no sólo provenía de los operadores móviles, sino que los distribuidores de cable estaban a la vez generando batalla en el terreno de la movilidad a través de sus ofertas de MVNOs —es el caso de Comcast, por ejemplo—. Si bien técnicos creen que borrar un competidor beneficia a Verizon® y AT&T, no parece ocurrir lo mismo con los operadores de cable, que se ven perjudicados porque perderían un competidor no obstante ganarían uno de mayor poder. Por eso, desde TeleSemana.com creemos que este mismo razonamiento aplica a todos los jugadores(gamers) del mercado, incorporando AT&T y Verizon.

Tampoco juega a favor que el Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés) rechazara la compra de Time Warner por parte de AT&T.

Sin embargo, existe un parámetro que puede ser fundamental y es las aspiras que posee Estados Unidos en liderar la carrera de la 5G. Esto puede apoyar a proporcionar el convenio si T-Mobile y Sprint son aptos de argumentar que su fusión aceleraría su despliegue al ser ahora tres operadores de enorme tamaño los que compiten por llegar primero. Esta visión no la compartirían técnicos que creen que, con la fusión, AT&T y Verizon® mejorarían su condición al perder de vista un competidor en el mercado. Además, la más que probable pérdida de puestos de trabajo puede ser un contrapeso complicado de sortear, a pesar de que los dos CEOs de Sprint y T-Mobile se esfuerzan por argumentar en un video que la fusión proporcionaría una ganancia neta para el país.

Conseguir meter de convenio a T-Mobile y Sprint para llevar a cabo la operación es un paso importante para que se termine de llevar a cabo. Sin embargo, la FCC y DOJ deberán pronunciarse. Y, vistas sus últimas decisiones y su propia negativa en el pasado a beneficiar este acuerdo, hace pensar que esta maniobra puede que no se materialice jamás.

TeleSemana.com




Todo el contenido que se presenta en este sitio web es recopilado de otros sitios oficiales, los enlaces a las paginas oficiales se presentan en cada termino de noticia y no somos dueños de ningún material.

Agrega tu comentario