Quienes somos nuevos a la carga inalámbrica (es decir, aquellos que utilizamos iPhone) nos hemos descubierto con una curiosa y decepcionante sorpresa: todos los cargadores inalámbricos son feos, tienen LEDs innecesarios, están hechos con materiales de escasa calidad y anuncian logotipos enormes que no son particularmente adorables a la